Comienzan las Navidades; época de excesos por excelencia. En Navidad nos lo permitimos todo: bebemos mucho más de lo que beberíamos, compramos sin que nos importe lo que gastamos, comemos sin parar, trasnochamos mucho más…y, además, ni nos sentimos culpables porque vamos apuntando mentalmente los cambios que vamos a hacer este año a partir del uno de enero.

Pero, como ya tenemos unos añitos,  sabemos que los buenos propósitos de año nuevo suelen quedar olvidados tras unas semanas.

Si quieres que este año sea diferente te damos las claves para que esta vez SI lo consigas.

PRIMERA CLAVE: POSPONER NO FUNCIONA. PASA  A LA ACCIÓN YA.

Posponer no funciona. Posponer sirve para tranquilizarnos cuando hay algo que no nos gusta y requiere un esfuerzo cambiarlo pero, si eres honesto contigo mismo, sabrás que no lo vas a hacer. Si quieres cambiar cosas importantes en tu vida no hay que empezar en enero, ni los lunes. Los cambios tienen que ser ya, ahora. Posponer es como dar al boton snooze del despetardor. Es permanecer inmovil. La diferencia entre un deseo y un sueño cumplido es la ACCIÓN. Así que dejate de excusas y empieza YA a actuar de forma diferente.

SEGUNDA CLAVE: HAZ COSAS DISTINTAS

No hace falta ser un genio como Albert Einstein para saber que si buscas resultados distintos no puedes hacer siempre lo mismo. Empieza a hacer las cosas de otra forma porque si sigues sin cambiar nada te aseguro que los resultados van a ser los mismos. Deja de actuar en piloto automático y reflexiona, seguro que te ayudará a avanzar.

TERCERA CLAVE: TEN CLARO TU OBJETIVO Y VE A POR ÉL INCANSABLEMENTE

Tener una meta clara resulta fundamental para no dispersarnos. Necesitas toda tu atención puesta en el objetivo. Cada vez que tengas que tomar una decisión piensa en si te aleja o te acerca a tu objetivo. Dicen que los mejores resultados se logran con un 5% de inspiración y un 95% de constancia y trabajo. Así que ya sabes: perseverancia y claridad resultan fundamentales.

CUARTA CLAVE: RODÉATE DE QUIJOTES

​Gracias a nuestro querido Cervantes, sabemos que en la vida hay Sanchos y Quijotes. Los Quijotes son aquellos que tienes grandes ideas, son optimistas, creativos,…son los que logran lo que quieren. En este grupo están los grandes genios de la humanidad que han cambiado el mundo. Los hermanos Wright inventaron el avión. Tuvieron que escuchar a mucha gente que los llamaba locos pero sabían lo que querían y hoy el mundo es un lugar mejor gracias a ellos. Steve Jobs tuvo la visión de ver que en el futuro todas las personas tendrían un ordenador personal cuando se usaban sólo en las oficinas.

Los Sanchos, en cambio, son aquellos que tiran por tierra tus esfuerzos de lograr algo. Son cobardes, tradicionales, se mueven sólo en su zona de confort y no quieren que nadie sobresalga. Si tienes una idea y necesitas motivación aléjate de ellos. Sólo te servirán para gastar energía. Y si detectas a alguien que no lo es pero con el que no tienes más remedio que estar( alguien de tu familia, compañeros de trabajo,…) no le de información. Manten la distancia y saldrás ganando. Sólo van a boicotear tus proyectos.

A lo largo del día hablamos con profundidad con muy pocas personas, no más de tres o cuatro. Asegúrate de estar con personas que sean Quijotes, que potencien tus creencias, que sumen y que te impulsen a alcanzar aquello que quieres conseguir. 

QUINTA CLAVE: CAMBIA TUS PENSAMIENTOS

Sabemos que lo que diferencia los resultados de una persona a otra es su forma de pensar. Si quieres cambiar tus resultados tienes que cambiar como piensas.

Solamente cambiando tus pensamientos podrás cambiar tus acciones y con ellas los resultados. Analiza cual es el patrón de pensamiento que estás utilizando y comienza a usar los que te acerquen a tus objetivos. Si lo que quieres es cuidar tu salud y perder peso, se consciente de como piensas cuando te ofrecen un postre, por ejemplo. Puedes decirte: “llevo un día horrible y  merezco darme este capricho”. Si te dices esto, está claro que este pensamiento te va a llevar a consumir el postre y te va a alejra de lo que quieres. Prueba a decirte a ti mismo: “voy a cuidar mi salud y por dos minutos de placer no voy a sacrificar mi objetivo” y acto seguido visualízate tal y como si te quieres ver. Esta segunda opción hará que te veas más fuerte y sentirás que tienes el poder de lograr lo que deseas.

Espero que estas claves te ayuden a conseguir aquello que deseas y que estas Navidades por fin todos tus sueños se conviertan en realidad.

 

“Será un placer acompañrte en el camino”

Más información en:

silquilez@gmail.com
+34 620 878 121

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies